viernes, 14 de febrero de 2014

CONFERENCIA WILLIAN MARTIN


Acabo de regresar de la conferencia que he pronunciado esta noche sobre el tema Willian Martin en el Centro de Visitanres Huelva Puerta del Atlántico. Lo hago sinceramente abrumado por ver la sala de conferencias absolutamente llena, los pasillos y zona trasera repletas de público. Para todos ellos mi agradecimiento y para los que no pudieron acceder al acto, por ser fisicamente imposible, igualmente mi reconocimiento, habrá que plantearse una segunda edición.

Entre los muchos amigos que asitieron, agradecer especialmente la presencia de D. Enrique Pérez Vigueras, Subdelegado del Gobierno de España en Huelva, los Profesores de nuestra Universidad Francisco J.Martínez López, Mercedes García,Francisco Córdoba, Cristóbal Garcia, y Juan Antonio Morales, también me acompañó Carmen Álvarez,directora del Instituto de Medicina Legal. Javier Pérez, Hermano Mayor de los Estudiantes y mis queridos amigos y amigas del grupo fotográfico ONCE, inclusive vinieron desde Sevilla mis amigos de GAELBAH. Perdón a los muchos que se me queden en el tintero. Deciros que HUELVA TV cubrió el acto.

Mi agradecimiento muy especial a José Francisco Fernández Jurado, hijo y nieto de los forenses que efectuaron la autopsia del mayor Martin, que abrió el acto con una presentación llena de cariño, afecto y cercanía. Gracias amigo Izqui. Igualmente mi reconocimiento a la presencia de Doña Isabel Naylor, alma mater del asunto Willian Martin.

De todo corazón GRACIAS AMIGOS TODOS.

2 comentarios:

Alberto Domínguez dijo...

Extraordinaria conferencia Diego. Tu poder de convocatoria intacto, impresionante el llenazo, la gente en los pasillo y debiendo marcharse sin poder entrar a la conferencia.
Y en el tono práctico una hora perfecta para desgranar uno de los grandes misterios de la II Guerra Mundial. Perfecto amigo.
Un abrazo

Del Rosa Al Amarillo dijo...

Gracias Alberto. La verdad es que quedé muy satisfecho de la conferencia, aún lamentando que muchas personas no pudiesen acceder a la sala. Otra vez será
Un abrazo