jueves, 23 de marzo de 2017

EL BARCO HUNDIDO

Este escrito es parte de MIS HOJAS SUELTAS, recuerdos de mi infancia sin duda agrandados por el paso del tiempo.
Ahora, gracias a la gentileza de José Manuel Gómez, que nos cede la primitiva de su archivo, y la coloreada obra de su hermana Inmaculada Gómez, retomo esa hoja de mi pasado. A los dos mis gracias más cercanas.


              Cuando pasaba los veranos en EL FARO y bajaba hasta la playa,  por el camino de tierra entre el molino y la higuera, la sensación de infinita paz que transmitía la salida a la arena inmensamente blanca, como la azúcar decía mi madre, tras bajar las dunas moteadas del verde oscilante de los juncos, mi espíritu se llenaba con los sueños cargados por las fantasías de un niño solitario…

Una de ellas era el BARCO HUNDIDO.   Si al bajar a la playa paseabas hacia la parte izquierda, en dirección a LOS BAÑOS, la zona donde habitaban los chozos de la gente de Rociana y de Moguer,  llegabas hasta donde estaban varados los restos enmohecidos de un viejo barco hundido, inclusive en la memoria de los lugareños.     Cuando la marea estaba baja te permitía pasear entre ellos, a mí me infundía un respetuoso temor sentirme parte de los mundos, las sonrisas, las lágrimas, los amores, las nostalgias que, sin duda,  habían vivido entre aquellos resto de hierro y madera.

Mi fantasía acariciaba el casco inclinado, medio enterrado bajo la arena, con la superficie llena de conchas, de moho, de verdín y soñaba con mares ignotos, aventuras sin cuento, travesías inacabadas, noches de tormentas o de lunas en calma.   Sabía que allí dentro habían soñado, dormido, trabajado vidas con almas y con las fantasías que siempre he atribuido a los hombres del mar.

La abuela Milagros y mi tía María me explicaban que el barco había embarrancado una noche de invierno, los marineros perdidos en la tormenta, se habían guiado por las luces del faro: 4…2….4…2….4…2…   para  acabar embarrancados en los bajos de arena cercanos a la orilla.

Un verano no volví a verlo, nunca supe si definitivamente enterrado por movimientos de tierra de las mareas invernales o, lo que siempre creí, puesto a flote por los espíritus de sus ahogados para navegar sin rumbo fijo entre noches de estrellas y fuegos de San Telmo.


jueves, 16 de marzo de 2017

MIS SUEÑOS Y LAS IMÁGENES DE CARMEN VIII

Retomamos los maridajes de MIS SUEÑOS EN 39 COLORES  con la poesía que emanan las fotos de Carmen Núñez, es un placer unir sus imagenes con mis letras. Os dejo una nueva entrega y ya van ocho...


Cuando más perdida estabas en tus propias ensoñaciones, era el instante feliz en que me acercaba a ti para recorrer desde mis labios la inmensidad de tu piel de olor único e irrepetible, haciendo mías tus historias a través de unos poros abiertos a mi curiosidad, como fuentes de chorros imaginarios.Cuando sentía la cercanía de tu respiración, intuyendo la proximidad de tus labios, te susurraba tiernamente... Sueño, cuéntame un cuento.

CARMEN PALANCO

Caminar de la mano de mi querida amiga Carmen Palanco por los vericuetos de su poesia es un placer para los sentidos. Os dejo QUOD acompañado por una fotografía suya.




¿Qué hago aquí?, ¿por qué he venido?,
¿de dónde procedo?, ¿hacia dónde camino?
Por mi sangre no se eleva la verdad,
a la mente se le escapan las respuestas.
Del todo soy la sospecha, la infinita pérdida,

el eterno consuelo, la causa incierta.  
Mi naturaleza se desgasta;
  viviendo muero lejos de mi casa.
  La guadaña alfombra los ecos del destino,
 soy ave que emigra por la obligada etapa.
 El sentido es indeciso, famélico...
 está en los hueso del pensamiento
  sin tejidos ni grasas.
 ¿Qué tiene el mundo en su estrecha comisura?
 ¿Qué tiene el alma en su bajeza
 para que sucumba a la afilada miseria?,
 se anula el nacido, la risa y la bondad de la existencia
 cada vez que un ser se descabeza
 también nacen otros que es esperanza
 y totalidad que no llega.
 ¿Qué hago aquí?, ¿para qué he venido?
 Sí, para amar, para amar mientras pueda,
 no se me ocurre otra ciencia. 

Carmen Palanco©


LAS CARAS DE HUELVA.

Desde este enlace podeis seguir la totalidad de los programa emitidos por Huelva TV en el nuevo formato del programa con invitados en el plató.   Que los disfruteis
http://huelvatv.com/las-caras-de-huelva/

https://www.facebook.com/diego.lopa.garrocho/media_set?set=a.10209675205850137.1073741852.1029347307&type=3&uploaded=6


viernes, 10 de marzo de 2017

MIS SUEÑOS Y LAS IMÁGENES DE CARMEN VII

Os ofrezco un nuevo capítulo en el maridaje fotográfico entre la poesía de MIS SUEÑOS EN 39 COLORES y las fotografías de CARMEN NÚÑEZ. Hoy lo hago con el sueño en COLOR ROJO...



Tú, Sueño, cuando sueñas, piensas en palabras. Para ti el len­guaje es un hilo inagotable que tejes como si la vida se pudiera hacer al contarla. Yo, en cambio, pienso en imágenes prisioneras en una fotografía. Y sin embargo, estas imágenes, no están impresas en ninguna placa, están como dibujadas a plumilla, son un recuer­do minucioso y perfeccionista, de volúmenes suaves, perfiles sin aristas y colores cálidos, a veces renacentistas y a veces barrocos, como una representación aprisionada y hecha realidad sobre el pa­pel granulado de la tela de mi memoria.

lunes, 6 de marzo de 2017

CARMEN MARTAGÓN: PRINCESAS

Carmen deja una nueva pincelada de su extrema sensibilidad en este microrrelato titulado PRINCESAS. Un grito lleno de poesía como un canto a la igualdad.
La foto de Rocio Escudero. Modelo: Saida del Pino



PRINCESAS


No quería un ANILLO, ni siquiera una petición de matrimonio, María sólo quería que la amaran. Cuando cumplió cuarenta años ya había cerrado con llave y candado la puerta que conduce a la vida en común.

Fueron años rechazando la ilusión que debe guardar toda mujer: lucir un vestido blanco, subir a un altar y bailar el vals frente a la maravillosa tarta, en la que dos novios de plástico aguardan inmóviles a los recién casados.

Años de desamor e indecisión, días y días de dudas, metida en el disfraz de princesa que el jodido destino le obligaba a llevar.

Y una tarde de sábado en París, frente a un café, parecieron hacerse realidad todas sus escenas de película y cuento, cuando en la mesa de al lado alguien la miraba. Era Ana, la mujer de su vida, alguien que también esperaba el amor y que vivía refugiada en sus diseños, tratando de soportar un disfraz de princesa que nunca le gustó.

Carmen Martagón ©

LETRALIA

Mi buena amiga Cinta Jiménez me pasa esta nota que dejo a vuestra atención. Os esperamos.

Estoy encantada de invitaros el viernes 10 a las 19:30 horas a la presentación de mi segundo libro, Novela Letralia. El acto se realizará en la Fundación Caja Rural (Calle Mora Claros 6-8). Contaré con la fantástica y cariñosa colaboración de Diego Lopa Garrocho
Deciros que un porcentaje de las ventas las donaré a una causa que nos toca a todos de cerca, la ASOCIACION ESPAÑOLA CONTRA EL CÁNCER.
¡ANIMAOS! Pasaremos un ratito excepcional.


domingo, 26 de febrero de 2017

CINTA JIMÉNEZ Y SU LETRALIA

He tenido la suerte de conocer a una encantadora y futura mamá que, sabe Dios porqué, quiere le presente su segunda publicación. Vocacional de la enseñanza, emotiva emocionalmente hablando y con una mirada que hace convencerte de sus peticiones, no supe decir no (como es bastante habitual en mí) pero en esta ocasión, después de más de 2 horas de charla, creo que estamos ante una gran novela de corte fantástico, romántico y dirigida a todos los públicos a partir de los 13 años. La cita será el viernes 10 de marzo a las 19,30 en el salón de actos de la Caja Rural en Huelva, calle Mora Claros.
Y lo más importante esta nueva amiga, desde ayer mismo en el segundo cero, se llama Cinta Jiménez y su obra: Novela Letralia.
Seguiremos informando.


 No olviden este nombre LETRALIA "El árbol de las leyendas" ni tampoco el de su autora Cinta Jiménez. Volveremos a hablar de esta presentación.

 

martes, 21 de febrero de 2017

LAS FOTOS DE ROCÍO ESCUDERO JUNTO A MIS SUEÑOS

Os dejo unos párrafos del sueño color VERDE MAR de mi libro MIS SUEÑOS EN 39 COLORES

 El Sueño no correspondía a ninguna de las categorías de
amor que había dado como buenas. El Sueño era una persona misteriosa
y compleja a la vez, capaz de desarmarlo con su ironía y de
desafiarlo con sus preguntas, de turbarlo con su osadía y de excitarlo
con sus proposiciones. Cuando fue conociendo a la dueña del
Sueño, comprobó como lo hacía estremecerse solo con adivinarla,
excitarse apenas con intuirla y reír como nadie antes lo había logrado.
Luego supo, en las largas veladas de amor, cómo le inventaba
historias imposibles y cómo las llenaba de fantasías de algodón a
la vez que lo provocaba con sus juegos mezcla de sentimientos y
de palabras.
En presencia del sueño todo parecía iluminarse con un brillo
diferente, diría que rodeado por un fulgor irresistible. Su presencia…
El dulce olor de su transpiración en las largas noches de
amor, el gracioso trazo fino de sus cejas arqueadas en un gesto de
ingenua y perpetua sorpresa, la esbeltez imposible de su cintura. 
Y,sobre todo, la risa de los dos. Eso era lo mejor del sueño, la alegría
desenfadada de su amor.
El sueño, apenas perdió el miedo a despertarse y despertar
sus pasiones, emergió en su verdadera naturaleza femenina espontánea
y apasionada. Él sabía las innumerables formas de complacer
a una mujer y también sabía que el vigor cuenta menos que la paciencia.
Por eso le hablaba, la cubría de suaves caricias, llenas de
labios trémulos, mientras la amaba hasta que la sentía despeñarse,
sin posible retorno, por los barrancos infinitos de la pasión…

domingo, 19 de febrero de 2017

CARMEN PALANCO

Mi querida amiga la escritora Carmen Palanco me obsequió hace unos meses con este hermoso poema. Mil gracias por tu cercanía y cariño