martes, 5 de mayo de 2015

HOJAS SUELTAS

Recupero hojas de mis escritos agrupados bajo el título de HOJAS SUELTAS, recuerdos de mi infancia, pinceladas de mi adolescencia llenos del color rosa de los pocos años y, sobre todo, un volver la vista atrás desde la nostalgia más emotiva. Los escribí hace 40 años, pero los sigo viendo igual de frescos en mi memoria.

Comienzo con mis paseos hasta la desaparecida Fuente de las Naciones en el viejo camino de la Punta del Sebo.



                                        IV.- LA FUENTE DE LAS NACIONES


                    A veces, lograba ese permiso inconcreto para ir a cualquier parte, algunas de ellas, marchaba hasta el puerto atraído por esa extraña fascinación que siempre ejercieron sobre mí, los marineros extranjeros con sus extrañas lenguas y sus ansías de alcohol.


                    Luego, serpenteando entre los raíles del mineral, venía a salir hasta el Muelle de los Ingleses, comenzando un siempre inacabado paseo, que solía detener en la Fuente de las Naciones,    La fuente, rica en agua fresca y transparente estaba,  para mí, rebosante de ilusiones…


                   Sentado en su interminable banco de ladrilletas rojas, rodeado de mosaicos con los escudos de los países iberoamericanos me dejaba trasladar, con los ojos fijos en el concreto horizonte de la ría, hasta unos mundos ignotos en los me veía aclamado Caudillo, invencible guerrero y hasta dueño de un cuerno de la luna.  Eran aquellas unas tardes felices que luego me acompañaban  hasta la Vega, con la dicha de sentirme dueño de mi propio universo adolescente…

4 comentarios:

Del Rosa Al Amarillo dijo...

Impresionado de este estreno de mis HOJAS SUELTAS. Lo anuncié hace 4 horas y he recibido en el blog 231 visitas solo de España.
Seguiré publicando, intercalando con colaboraciones de mis amigas que me envían sus trabajos, más hojas de mis nostalgias.
Un agradecido y abrazo.

CARMEN MARTAGÓN ENRIQUE dijo...

Me gusta mucho. Me encanta la historia y adentrarme en los recuerdos propios y ajenos. Será un placer seguir tus Hojas sueltas. Abrazos

A. Miranda. dijo...

Nuestra infancia tuvo parecidos escenarios que, aunque ya desaparecidos casi todos, siguen vivos en el recuerdo. Saludos.

Del Rosa Al Amarillo dijo...

Gracias Carmen y Andrés poe vuestra visita.
Encantado con vuestra compañía.