viernes, 23 de octubre de 2015

JESÚS DE FARIÑAS





Jesús de Fariñas, gran amigo, torero, pintor, escritor, poeta... puede tocar cualquier palo que suene con arte y nos honramos mutuamente con una amistad de años reforzada cada vez que vuelve de sus estancias en Sudamérica donde es más que famoso torero a la vez que publica su prosa y poesía, dirige cortos, videoclips, pinta...

Hoy lo he traido a mi programa de Huelva Tv y despuès de la grabación paseamos por las calles de la vieja Huelva evocando rceuerdos y como nos acompañaba ese artista de la cámara que el Adolfo Morales, aprovechó para inmortalizarnos en un día de los que merece la pena vivir.


De lo que publicamos hoy el mismo dice:
"Este texto pertenece a mi nuevo libro DIARIO DE FARIONUBA, escrito a través de Internet, que será editado a papel y publicado en el mes de Noviembre 2.015 en la ciudad de Lima (Perú)"

"Me quedé sin eso, pero no sin ti.
Te vi y te oí. Te olí y te rocé.
Me sentí tuyo. Te sentí mía.
Sin sufrir. Solo sufrí al abrir mis ojos.

Te deseé una vez más y te besé en sueños.
Eso es todo. Dejé de ser YO para ser TÚ.
En toda la inmensidad de mi sueño.

Te comprendo y acepto. Asumo mi papel.
Que no es otro que amarte en silencio.
Con el respeto callado del que espera impaciente un milagro.

Cuando me digas de nuevo ven iré a verte, también de nuevo.
Como ya te dije: con el corazón en la boca y el alma en los pies.
Mientras tanto, seguiré suspirando por recibir esa llamada tuya.
Que no llega.

Siempre te amaré. Hagas lo que hagas y estés con quién estés.
Yo siempre estaré ahí. En la distancia de lo físico, pero cerca.

Y no te digo preciosa, porque sé que tendrás alguno por ahí que te lo diga a cada instante. Te digo TÚ que lo resume todo.
No temas. Sigo ahí. Junto a ti. Estoy contigo. Mirándote, como siempre…
Llevo en mi finca varios días.
¡Ya sabes! Construyendo poco a poco mí sueño.
Terminando el aposento donde descanse el guerrero que llevo dentro.

A la esperanza la tengo por mi casa paseando. Tú a mi lado.
A ella, a la esperanza, no la dejo que se siente junto a mí.
No hay sitio. Solo la tengo aquí de visita. Por si acaso.

Dicen que la vejez trae consigo la nostalgia.
Me estoy haciendo viejo demasiado pronto.
Porque es lo que siento cuando te pienso.
Y todo esto que te escribo carecería de importancia si lo oyes de mis labios.
No importa. Así es y así lo digo. En voz alta y clara.Por tanto no me lo callo.
Te amo.

En fin, disfruta del sol y de su sonrisa de rayos.
Que yo me conformo con soñar ser tu sombra.
Aun separados.

Lo terminé. Acabé como te prometí tu retrato.
Quizás te lo regale algún día.
O tal vez lo guarde ahora mismo en un armario.
Porque me duele mirarlo.

La terminé. Acabé mi carta. Será la última.
Solo una vez más. También será la última. ¡Palabra!
Te amo."

No hay comentarios: