miércoles, 28 de octubre de 2009

HOJAS SUELTAS

La decisión adoptada de ofreceros el programa de manera quincenal y mi deseo de acercarme a todos vosotros amigos/as con la periodicidad semanal que os era habitual, me hace incluir desde hoy estas páginas a las que llamé en su día HOJAS SUELTAS y que en nuestra primera temporada fueron habituales en el programa.
Son recuerdos de mi más tierna infancia: La Vega, mis padres, mis colegios y, sobre todo, mis visitas al faro de El Picacho donde vivía mi abuela Milagros y estaba, y aún está, mi vieja y querida morera refugio de mis recuerdos y de mis soledades...
Hoy quiero comenzarlos con el capítulo titulado: "ALGODONES DE LUNA" especialmente dedicado a las peculiares creencias de mi madre...

- ¡Hijo, tíralo al "bater", que no lo vea la luna...!
Y para mí, se encendía un mundo mágico e inalcanzable, lleno de oscuras veredas y de reflejos perdidos... Era mi madre con su voz cansada, pero llena de matices, quién me repetía su temor a que los algodones usados -inyecciones de invierno, caidas de niñez o heridas de vejez- quedaran indefensos ante la luna.
- ¡Hijo, tíralo al "bater", que no lo vea la luna...!
Y yo corría, aleteado por una supersticiosa imaginación, a sepultar en la cascada de agua del cuartillo del patio lo que, inocentemente veía, como desencadenador de "no se que" terribles infecciones...
- ¡ Hijo,tíralo al "bater", que no lo vea la luna...!
Y al volver, la dulce sonrisa de mi madre, entregaba a mis ojos asustados, la paz que le había robado la húmeda oscuridad del patio en silencio...

12 comentarios:

INMA dijo...

Querido Diego, dentro de poco se cumplirá ya un año que en este blog, todos y todas empezamos a compartir tus Sueños, tu Cuaderno de Bitácora, tus Humeantes Tazas de Cafés, tus Caras de Huelva, tu música.
Te animo y te animaré siempre para que no dejes de contarnos un cuento, un cuento que no le hayas contado a nadie.
Te quiere Inmita

AMAYA dijo...

Nunca dejarás de sorprenderme Diego...

ES PRECIOSO, lástima no haberte conocido y escuchado en esa primera temporada. No dejes de regalarnos más Hojas Sueltas, por favor.

Un saludo agradecido

MACARENA dijo...

Estas Hojas Sueltas serán un nuevo aliciente para visitar cada semana tu blog.

Besos

Del Rosa Al Amarillo dijo...

Inma, amiga del alma, cuantos años sin verte. Cada correo tuyo es una ventana abierta a recuerdos de una sincera amistad.
Cuídate mucho. Besos.

Del Rosa Al Amarillo dijo...

AMAYA y MACARENA, seguidoras del programa y del blog, alguna vez me gustaría poner ojos a tantas amigas y amigos como me acompañais en estas páginas compartidas.
Gracias por vuestros comentarios y un saludo muy cercano.

Taza de Café dijo...

ENHORABUENA por esas Hojas Sueltas. Ha sido una recuperación muy agradable y respecto al último programa decirte que me ha encantado.

CONCHA dijo...

Abrir el blog es encontrar siempre algo nuevo,felicitarte por la idea de recuperar "Hojas Sueltas" fué una autentica delicia escucharlas hoy doblemente por tener la oportunidad de volver a leer tus vivencias. Decir que esta en particular es una de las que más deliciosa me pareció.UN SALUDO.

Fernando dijo...

Un programa muy agradable de escuchar. Sinceramente es magnífico poder encontrarlo en una emisora alternativa. Una grata sorpresa, volveré a escucharte.
Saludos

Del Rosa Al Amarillo dijo...

Concha gracias, cada vez que entras en el blog dejas una impronta de cercanía con el programa que te agradezco en el alma. No dejes de seguirnos.

Gracias a Fernando y a Taza de café, es un placer recibir visitas como las vuestras.

Saludos muy cercanos...

SOÑADORA dijo...

Diego, precioso ese post de tu infancia, espero muchos más en el blog ya que parece que los distes en el primer año.
Que niño más guaperas con ese gatito. Ya apuntaba maneras...

Saludos

SARA dijo...

Leo "Algodones de Luna" y siento que cada paso que doy hacia delante, es una mirada atrás buscando tu recuerdo...

Del Rosa Al Amarillo dijo...

SOÑADORA Y SARA, gracias por vuestra visita.

A saber la guerra que debí dar para que pudiesen tomar la foto de gatito...

Un saludo muy cercano...