martes, 1 de septiembre de 2015

TRÍO DE POETAS

Retomo la fórmula iniciada hace unos días de publicar de manera conjunta  poemas de tres poet@s y de compartirla con el GRUPO CARILLÓN de Mendoza en Argentina.

Hoy lo hago desde la sensibilidad de SEFI CÁRDENAS, la delicadeza de sus versos la hacen cercana y llena de ternuras. La acompañará CARMEN MARTAGÓN, su realismo mágico lleno de poesía camina en cada creación para llenarla de colores. Cierro con JORGE LÁZARO, poeta de la cámara que acompaña cada una de sus fotografías del lirismo de una poesía cruda y descarnada.         



            SEFI CÁRDENAS con fotografía de Mario Asensio Figuera


            Descalzos los pies,
desnuda el alma,
no hay prenda sobre la piel
frente al mar de mi niñez.
Mareas traen olas
que mojan mi desnudez.
Horizonte que dibuja
el Mazagón de mis sueños;
vine a tu orilla buscando
el abrazo de un recuerdo.
Testigo fui de la luz
de un verde mar apostado
que vuelve a despertar el verso
de manos de la musa
que nunca hube olvidado.


 CARMEN MARTAGÓN con foto de Rocio Escudero

SERÁ QUE LO SOY 

Te ofrezco el corazón y la locura,
la que sale de mi pluma despacito,
asomando a través de mis rendijas,
a través de mis ojos y mis manos,
a través del papel que me cobija. 


Te ofrezco mis alas de sangre caliente
que me mantienen en el aire cada día,
las que guardo cuando sopla el poniente,
las que te ofrezco hoy y te daré por siempre,
esas con las que nazco en cada luz del día.


¿Soy poeta?
No sé...
Si se escapan los versos de mi ser
para cambiar el color de las mañanas,
será que lo soy,
si sólo en la locura estoy bien,
porque revivo en mí misma,
en mis entrañas.


Será que lo soy...
Será... 







JORGE LÁZARO  con fotografía propia. modelo Natalia Freiso y maquillaje de Sandra Redondo.  

Desaparezco
sin usar las sombras
que me amenazan y siguen
por toda la ciudad
y saboreo mi miedo
a la locura ensuciada y difunta.
Mi sangre corre por mis venas,
violenta,
con ganas de escapar
de esta travesía en un cuerpo
dichoso y enfermo.
Las calles arden
y queman mis sílabas
atadas con tus cabellos
y tu pasión desenfrenada.

2 comentarios:

Amaya dijo...

Gracias por compartir estos versos Diego, como siempre con tu sensibilidad a flor de piel. Nuevamente gracias por tantos momentos de compañía desde tus letras.
Un abrazo.

Del Rosa Al Amarillo dijo...

Gracias por tu visita Amaya, fiel amiga del blog desde hace años.
Un abrazo y no olvides tus paseos por mis esquinas literarias.