martes, 9 de febrero de 2016

LA MORERA NO HA MUERTO.





Con mucho gusto reproduzco este correo de mi querido amigo, el pintor de la luz de Moguer, Pedro Rodríguez sobre mi añorada morera del Picacho y a la que hace unos días en este blog, dediqué un anticipado DEP a la vista de una fotografía que me mandaba un viejo conocedor del árbol.

"Amigo Diego: este invierno que como tal no ejerce, nos tiene a todos, incluido árboles, confundidos. Ayer pasé por la casita que tenemos junto al faro y busqué el refugio sentimental de la morera. La encontré barroca y herida y, "un musgo amarillento le mancha la corteza blanquecina al tronco carcomido y polvoriento" pero, esta extraña primavera de febrero, adelantó el prodigio, y savia nueva despereza las yemas que en pocos días la tendrá llena, apretada de verde, así que, ólvidate del requiem, borra el epitafio y entona un aleluya con tedeum que, seguro estoy, nos sobrevivirá. Yo, como Machado, quiero anotar en mi cartera la gracia de su rama verdecida, mi corazón espera también,hacia la luz y hacia la vida, otro milagro de la primavera.
Un abrazo, amigo Diego."


Gracias Pedro seguiremos soñando bajo su sombra

No hay comentarios: