lunes, 26 de julio de 2010

SUEÑOS EN ROSA Y AMARILLO

Hola queridos amigos y amigas de nuestro programa y, consiguientemente del blog, después de unos días de viaje por unos paisajes maravillosos y un Adriático relajante, en calma y restallantemente azul, vuelvo para saludaros ahora que estamos a punto de entrar en el mes de vacaciones por excelencia: Agosto.

Quiero entregaros otro sueño a la vista de los comentarios que las amigas más habituales dejais en las páginas anteriores. Hoy quiero hacerlo con uno que nos habla de primeros encuentros, de esas primeras veces llenas de desazones, ilusiones, atrevimientos, pudores e ignorancias...


MIS SUEÑOS EN 39 COLORES:



SUEÑO EN COLOR BLANCO AZAHAR


A veces, en noches de inquietos sosiegos, retrocedo nostálgicamente a los tiempos en que conocí a mi SUEÑO. Me recuerdo y la recuerdo tiernamente inexpertos los dos, cuando comenzábamos nuestros primeros encuentros queriendo poseernos en la inmediatez de un instante, después de haber esperado soñando, durante años, con la existencia presentida del otro.

En esos recuerdos, siempre llevaba al SUEÑO de la mano y lo hacía por los más recónditos recovecos de mi imaginación tan colorista como desbordantemente calenturienta.

Dentro de élla me había fabricado una casa que iba llenado de estancias. La casa estaba sostenida entre nubes, como una más de éllas, siempre a merced del viento y era mi gozo llevarla corriendo impaciente de sala en sala, buscando la soledad donde nuestra desazón e ignorancia se graduasen entre gemidos.

Al fin un día cualquiera y en cualquiera de los cuartos, pudimos descubrir los dos, dentro de esta nueva vida tan largamente presentida, que el uno era tan virgen como la otra...

Desde entonces cuando encontrábamos aposento de nuestro gusto, no nos mortificaba ni el frío que entraba por las mil rendijas de nuestras almas, ni el no saber que hacer con nuestras manos tan deseosas como ignorantes, ni el tener que buscar hacia donde caminar, partiendo desde nuestro desconocimiento amorosamente compartido.

Pero cuando nos mirábamos a los ojos, solo mirarnos, inventábamos para improvisar nuevos caminos, unos caminos que recorríamos atolondrados y confundidos en el más absoluto de los silencios y, sin embargo, en esa mútua exploración de almas y cuerpos, eramos muy capaces de encontrar, en la dulce oscuridad de la estancia, todo lo que buscábamos.

Soltábamos lazos, botones y ropajes con la misma rapidez con que nos despojábamos de pudores y de ignorancias. Así seguíamos entre atrevimientos y desazones, hasta que nos descubríamos desnudos, temerosos a lo desconocido, pero bebiendo entre azorados y anhelantes, la respiración y la saliva del otro.

Conocimos olores que nos embriagaban los sentidos, sinfonías desaforadas que nos hacían flotar, recompusimos febrilmente las piezas que revueltas, íbamos descubriendo a nuestro alrededor, en un deseo incontenible de alcanzar las profundidades del otro para perdernos, juntos y de la mano, dentro del mismo abismo. Un abismo donde poder quedarnos aprendiendo, con cada atardecer o con cada amanecida, que la planta del amor y del placer es de fácil cultivo y de más sencillo riego. De modo y manera que los sueños son dóciles a los requerimientos de la naturaleza.

Era en esos momentos cuando, sabiendo que habíamos detenido el tiempo, gustaba de mirarla a la inocente profundidad de sus ojos, extraviados por el reciente descubrimiento del placer y decirle...

SUEÑO, cuéntame un cuento
¿Como te gustaría...? Me preguntaba llena de enamorada complacencia.
Y yo, sintiéndome sentado en la cubierta del Nuevo Fidelidad, miraba a nuestra querida bandera amarilla y le respondía: "Cuéntame un cuento que nunca antes le hayas contado a nadie..."

Fotografía: Ocaso en el puerto de Dubrovnik (Diego Lopa)

MI CUADERNO DE BITÁCORA

Durante unos días he descansado activamente en un lugar paradisíaco: Dubrovnik. Pasear por su ciudad vieja entre las murallas, subir a lo alto de ellas y contemplar la puesta de sol es un espectáculo indefinible que ayuda a serenar el alma, caminar por sus calles en cuestas empedradas, llenas de flores y de una alegría mediterránea, es un descanso para la vista.

Navegar por el Adriático y visitar las islas de SIPÁN, COLOCEP o LOPUD es perderte entre acantilados que abrazan un mar inmensamente azul moteado por mil tonalidades y perderte por la isla de KORKULA es, sencillamente, retroceder en el tiempo.

Tomaremos unos días de vacaciones mútuas y amenazo con volver para seguir en contacto con todos vosotros/as amigos DEL ROSA AL AMARILLO que, como vereis en la sudadera de la fotografía, ha paseado el nombre del programa bien lejos de Huelva.

Un abrazo de vuestro amigo

DIEGO

10 comentarios:

Marisa dijo...

Bonito sueño Diego. Como bonita es esa primera vez.

Besos

INMA dijo...

Se te ve muy bien en la foto Diego. Opino igual que tú, es una tierra que te seduce. Su Old Town y sus aguas paradisíacas te embelesan. Es un lugar como tantos otros, pero posee algo que le hace especial.
Me alegro que hayáis descansado en ese lugar tan mágico.
Besitos
Inmita

Amaya dijo...

Un precioso sueño amigo. Paso como siempre a dejarte el saludo cercano y afectuoso de una seguidora incondicional de tu DEL ROSA AL AMARILLO.

Besos.

Poetiza dijo...

Diego, un sueño maravilloso, lleno de matices, de sentires. Siempre es grato pasar a soñar del rosa al amarillo contigo y despues, dejarte un beso, cuidate amigo.

Una soñadora sin sueño... dijo...

Es hermoso perderse entre los caminos de tus sueños en colores.
Dices..."De modo y manera que hasta los sueños son dóciles a los requerimientos de la naturaleza"
Yo añado que afortunadamente.
Muy hermoso Diego

Saludos en colores

CRISTINA dijo...

Un sueño cercano y lleno de erotismo. Sin duda un sueño muy real

Saludos y buén veraneo Diego

SOÑADORA dijo...

Gracias por el sueño. Muy hermoso y lleno de esas palabras mágicas que nos remueven los sentimientos.

Besos

NUT dijo...

Gracias por regalarnos este precioso sueño, yo una vez tuve un sueño muy especial a la vez que mágico ,lo tengo envuelto entre nubes de algodón para que perdure junto a mi eternamente...............UN SALUDO.

CARMEN dijo...

Un precioso y hermoso sueño Diego.

Gracias. Besos

Del Rosa Al Amarillo dijo...

A todas queridas amigas y seguidoras del blog mis gracias más cercanas por las notas que me habeis dejado en la página.

Es un placer sentir vuestra cercanía y afecto.

Besos