miércoles, 5 de octubre de 2016

MIS SUEÑOS EN 39 COLORES

Os dejo frases sueltas de 4 de MIS SUEÑOS EN 39 COLORES.
Que cerrando los ojos las disfruteis desde la pasión y las cercanías del alma. Las fotos de Jorge Lazaro, una para cada sueño.



VERDE MAR:
El Sueño, apenas perdió el miedo a despertarse y a despertar sus pasiones, emergió en su verdadera naturaleza femenina espontánea y apasionada. El sabía las innumerables formas de complacer a una mujer y sabía también que el vigor cuenta menos que la paciencia. Por eso le hablaba, la cubría de suaves caricias, llenas de labios trémulos, mientras que la amaba hasta que la sentía despeñarse, sin posible retorno, por los barrancos infinitos de la pasión...



SEPIA:
"Yo te apartaba el cabello para mirarte a los ojos del alma, unas veces sonreías mientras los entornabas y otras te sentabas a mi lado. Las piernas recogidas con una gracia innata que oscilaba entre la inocencia y la provocación, gustabas de pasarte tu chal de transparencias entre un hombro y tus pechos que sonreían tras las proposiciones indecentes y mágicas del tejido y, todo esto, lo hacías rodeada del silencio de la noche que apenas comenzaba..."



CEREZA:
"La seguridad de que después de ese beso comenzaría una nueva existencia para los dos, de que nunca íbamos a lograr despegarnos del recuerdo de estos labios posesivos y acariciantes que, por ambas partes, tenían un marcado sabor a vainilla, limones dulces y canela en una extraña mezcolanza llena de voluptuosidades, asechanzas y entrega sin posibilidad de retorno..."




NARANJA:
En ese momento el Sueño pareció dudar, le acaricié dulcemente sus manos para que abriese los ojos y volviese a nuestra realidad… Lo hizo, me sonrió y me dijo: “Amor mío, la vida es como los sueños preñados de búsquedas lejanas e imposibles, por eso, cuando en cualquier esquina de tu camino encuentres al amor de tu vida, cógelo, dale la mano, cierra los ojos y vívelo sin pensar lo que pueda durar, porque cada instante de ese amor valdrá siempre más que toda una vida de monotonías…“

No hay comentarios: