martes, 21 de febrero de 2017

LAS FOTOS DE ROCÍO ESCUDERO JUNTO A MIS SUEÑOS

Os dejo unos párrafos del sueño color VERDE MAR de mi libro MIS SUEÑOS EN 39 COLORES

 El Sueño no correspondía a ninguna de las categorías de
amor que había dado como buenas. El Sueño era una persona misteriosa
y compleja a la vez, capaz de desarmarlo con su ironía y de
desafiarlo con sus preguntas, de turbarlo con su osadía y de excitarlo
con sus proposiciones. Cuando fue conociendo a la dueña del
Sueño, comprobó como lo hacía estremecerse solo con adivinarla,
excitarse apenas con intuirla y reír como nadie antes lo había logrado.
Luego supo, en las largas veladas de amor, cómo le inventaba
historias imposibles y cómo las llenaba de fantasías de algodón a
la vez que lo provocaba con sus juegos mezcla de sentimientos y
de palabras.
En presencia del sueño todo parecía iluminarse con un brillo
diferente, diría que rodeado por un fulgor irresistible. Su presencia…
El dulce olor de su transpiración en las largas noches de
amor, el gracioso trazo fino de sus cejas arqueadas en un gesto de
ingenua y perpetua sorpresa, la esbeltez imposible de su cintura. 
Y,sobre todo, la risa de los dos. Eso era lo mejor del sueño, la alegría
desenfadada de su amor.
El sueño, apenas perdió el miedo a despertarse y despertar
sus pasiones, emergió en su verdadera naturaleza femenina espontánea
y apasionada. Él sabía las innumerables formas de complacer
a una mujer y también sabía que el vigor cuenta menos que la paciencia.
Por eso le hablaba, la cubría de suaves caricias, llenas de
labios trémulos, mientras la amaba hasta que la sentía despeñarse,
sin posible retorno, por los barrancos infinitos de la pasión…

No hay comentarios: