sábado, 13 de diciembre de 2014

LA POESÍA DE CARMEN PALANCO


Una nueva y generosa colaboración de CARMEN PALANCO una escritora que dará que hablar en el panorama de nuestras letras. Su poesía es a veces tierna y a veces descarnada, otras llenas de realimo pero siempre, siempre,  impregnadas con la cercanía y el calor que desprenden las almas nobles. Gracias Carmen.

NACEMOS MURIENDO


 Nacemos muriendo,

de una muerte venimos

y al desgaste, vida vamos dando.

Ponemos luz al invierno

y voz a las alas que saben del fin.

Amanecemos en las noches

que nos acordamos de rezar

y anochecemos en los días

en los que no podemos dormir.

Vamos medidos por dos polos

donde dos violines tocan a risas

con las lágrimas

de aquello que no comimos

por sagrado destino

y por conciencia de ánimas. 

Balanzas y extremos,

miedos que dan prudencia al paso,

pasiones que besan

las llamas de una lengua ansiada,

pausa de una caricia acristala

sobre la piel del ocaso.

Medio carne, medio aire,

medio tocado, medio subido,

naturaleza de medios divididos;

átomos que energía genera

entre corazones

igualados y enmudecidos

por la voz primera.

Nacemos muriendo,

de una muerte venimos,

contradichos en un mundo espaciado,

a vivir con el tiempo sentenciado

en medio de un medio servido

por un dios llamado pecado

o por una naturaleza que no recuerda el olvido.

Creamos en lo que creamos

dos polos se manifiestan,

en su centro a encarnar; virtudes y creencias

que dan sentido a esta ruta impuesta

por la gracia de lo desconocido.

En medio, la vida y la muerte

afinadas y dispuestas,

van tirando de nuestra débil muestra

mientras batallas con los sentidos

de una inmaterial inteligencia.



Mcp*


1 comentario:

Soñadora dijo...

Hermoso poema. Grcais por compartir Diego y felicidades a la autora.