martes, 19 de julio de 2016

MI CUADERNO DE BITÁCORA. ESTAMBUL

En estos días en que ESTAMBUL está tan en boga por los avatares políticos, quiero recordar que justamente el día que se produjo el intento de golpe de estado yo estaba en la capital, solo que 9 años antes (afortunadamente). Os dejo este capítulo de MI CUADERNO DE BITÁCORA



                Bizancio, Nova Roma,  Constantinopla y finalmente ESTAMBUL…   Fantasías alojadas en mis sentimientos desde mi niñez…   EL TURCO, en nuestras fantasías juveniles…  Que lujo aterrizar y recrearse en la panorámica de la ciudad desde el aire…  EL CUERNO DE ORO, abrazando EL BÓSFORO y el mar de MÁRMARA,  EL PUENTE GALATA, las Mezquitas: SOLEIMÁN, SANTA SOFÍA, AZUL, NUEVA, EL PALACIO DE TOPKAPI…

                Pasear por el PUENTE GALATA, en dirección a la torre del mismo nombre, atravesando el CUERNO DE ORO y dejando atrás los puestos de pescado asado que te empujan hacia los pescadores que cubren todo el puente.  La tarde que llegué hasta Estambul este fue mi primer destino y quiso el azar que presenciase una hermosa puesta de sol con el telón de fondo de los minaretes de las mezquitas y una cena en los exquisitos restaurantes que bajo el puente te sitúan a la altura del CUERNO DE ORO.

               Perderse, sin la ayuda de guías profesionales, llegar hasta la gran desconocida para el turismo, la basílica bizantina de SAN SALVADOR EN CHORA, sus mosaicos de fondo dorado y los frescos en sus paredes, sin duda los más hermosos en el mundo bizantino. Bajar desorientado hasta la MURALLA de la ciudad antigua, subir al  paseo sobre ellas y sus vistas impresionantemente azules del MAR DE MÁRMARA para continuar hasta el oscuro objeto del deseo de todo visitante de ESTAMBUL,  el KALAPI ÇARSI aunque si les digo GRAN BAZAR lo entenderán mejor, construido sobre las ruinas de una basílica civil bizantina cubierta por 15 cúpulas que cobijan casi 5.000 tiendas, el bullicio, las ofertas, el regateo y la frescura de los vendedores constituyen, al menos para mí, poco aficionado a las compras, una verdadera PASIÓN TURCA, me quedo con el BAZAR DE LAS ESPECIES, un paraíso para los sentidos…   

                 Volver a perderse por la vía central ISTIKLAL CADESSI hasta llegar a la PLAZA TASKIN.  Llegar hasta la COLINA DE LOS ENAMORADOS o al MIRADOR DE PIERRE LOTTY, con una impresionante vista de un más que azul del BÓSFORO, abrazando los puentes que unen ASIA Y EUROPA, la fotografía más buscada en el centro del puente con un letrero que dice WELLCOME TO ASIA, visitar un  auténtico PALACIO de las MIL Y UNA NOCHES, el de BEYLERBEYI

                 Una experiencia inolvidable, cenando una noche  en el RESTAURANTE SULTÁN en su terraza, a la altura de una cuarta planta y situado entre las MEZQUITAS AZUL Y SANTA SOFIA con una vista espectacular sobre ambas.    A las 22,30 se iniciaron los rezos y cánticos desde la majestuosidad de sus minaretes (quién puede dudar después de escucharlos de la ascendencia de esta cultura en  nuestro folklore musical andaluz).    Dos imágenes jalonan mi experiencia de ESTAMBUL, esta que acabo de relatar y sentirme navegando por el Bósforo, emocionado, resumiendo miles de fantasías de adolescente imaginativo, recordando los versos de ESPRONCEDA…

                   ASIA A UN LADO, AL OTRO EUROPA Y ALLÁ A SU FRENTE… ESTAMBUL.





 

1 comentario:

Cristina dijo...

Muy interesante. Recuerdo esa página del programa en Uniradio. Hermoso recuerdos de un inovidable programa: Del rosa al amarillo.
Un abrazo