lunes, 8 de mayo de 2017

ANA DEACRACIA

Un placer recibir en las esquinas en rosa y amarillo del blog a una mujer que hace poesía desde la sensualidad, la cercanía y la pasión. Me encantan tus versos Ana.




No.
No lo esperaba.

Llegué con lazos de poesía
prendidos en mi pelo,
en mi cintura cientos de amapolas,
y en las manos simplemente unos versos,
que bebernos juntos aquella tarde.

No lo esperaba,
la confluencia, el implacable destino
haciendo trampas,
o no sé qué cosa,
llegué con mi verdad como sorpresa,
y tú mirabas cándido.

Debió salir la cruz
al tirar la moneda, o algo así.

No, no lo esperaba

tu sueño con el mío
como una enredadera,
no…

No,
tu boca haciendo estragos
en mi lengua,
el corazón luciendo sus arritmias,
desordenados
con la locura intacta, tú y yo,
y el mundo abriendo sus compuertas,
o todas sus ventanas que dan al paraíso.

Esas raíces que incitaron mis piernas
y Venus creando sortilegios
en la distancia mínima
que desapareció
después de ese primer beso.

No!!!

El beso traicionero
arándonos la piel
jadeándonos poemas
con su perfecta rima,

gota
a
gota
vibrándonos,
y la saliva
latiendo
a
un
minuto,
de
dos
extraños,
convertidos
a
uno.

No¡¡¡
No, no lo esperaba,
no,
fue de improviso
como llueve en la noche
mientras contamos estrellas…
y las campanadas nuevas
desplazan cualquier música.

No lo esperaba…

Lunes que no soporto hoy,
que ya no me soporto,  no.

Devuélveme el beso,
la sangre,
el grito espontáneo
que te regalé
herida de muerte,
mientras te suplicaba
un poco más,
un poco más del ritmo
de los cuerpos,
más,
y
más
y
un
poco
más
de
ti,
de tus osadías en mis pezones,
como amante que dona fantasías
sin dejar de agitarse
más
y
más
hasta
mojar
ansiosa
los
almohadones
que
adornan
tu
sofá.

No, no lo esperaba,
que moldearas mi cuerpo
por tu cuenta,
y por mi cuenta..
Ni yo tenía permiso  
ni tú salvoconducto.

No
¡quiero que me devuelvas
el lunes imperfecto
donde mueren las hadas!

No, no lo esperaba,
el tiempo se me está
volviendo ingrato,
y tú posees, maldito,
todo
mi
tiempo
azul,
todo
mi
tiempo,
es
tuyo.

Ana Deacracia

1 comentario:

Cristina Jauven dijo...

Hermoso poema Ana!!! Pones en la letra el sentimiento!!! ME ENCANTÓ!!!