domingo, 13 de marzo de 2016

SERIE ROCÍO Y SAIDA EN 39 COLORES. NÚMERO 4



Retomo mis publicaciones reunidas bajo el título ROCÍO Y SAIDA EN 39 COLORES. Lo hago con una parte del sueño en color AMANECER de mi libro Mis sueños en 39 colores.

"Sin otro telón de fondo que las copas de los mangos, ni otro sonido que el de los guacamayos adormecidos por el rumor de los cercanos manglares, nos amamos desesperadamente, saciando el hambre y la sed acumulados en tantos días de ausencia. Apenas hablamos, quizás por no distraer nuestros sentidos de su verdadera dirección, por eso me extrañó cuando entre estertor y estertor me acercó su boca húmeda a mi oído y me dijo:”Hueles a grano fresco…” y besándome el cuello me susurró: “¡No sabes como quería estar contigo…!” Desde ese instante, solo recuerdo como los dos nos despeñábamos por nuestros particulares abismos de enamorado placer…"


No sé cuánto tiempo estuvimos de esa renovada, repetida y revuelta manera, solo sé que cuando las brumas del sueño estaban apareciendo en nuestra mirada, aún pude contemplarla, besar con dulzura sus párpados cansados de reír y de llorar y pedirle:

 “Cuéntame un cuento…”
 Me respondiste desde la frontera del sueño exhausto para decirme, “Conozco muchos, ¿cuál prefieres…?”

Yo, perdido, confundido por la magia dulzona del Caribe, miré pesadamente hasta el mástil del Nueva Fidelidad y te susurré tan cerca de tus labios que casi no pasaban las palabras… “Cuéntame uno que no le hayas contado a nadie…”


Fotografía: Rocío Rocio Escudero Alfonso. Modelo: Saida Del Pino Escudero.

No hay comentarios: