domingo, 24 de marzo de 2013

NOTICIAS EN ROSA Y AMARILLO

Domingo de Ramos, comienzo de la Semana Santa, luce timidamente el sol aunque las previsiones no sean todo lo halagueñas que las Hermandades esperan y desean.


Por mi parte la noticia entrañable del honor que me hace la Hermandad del Cristo de la Sangre y Nuestra Señora del Valle, Los Estudiantes, de concederme la primera ·"levantá de su Virgen" al inciar su desfile procesional del Martes Santo (si el tiempo no lo impide). Han nacido tantos vínculos con esa Hermandad desde que me nombraron pregonero de San Sebastián que me siento muy cercano a su espíritu y a la propia cofradía. En la foto aparece la imagen de la Virgen del Valle dentro de su templo junto a la vidriera del patrón San Sebastián, en ese mismo escenario sentiré la emoción de dar el aldabonazo que la eleve hasta el cielo.

Esa misma noche desde la Carrera Oficial comentaré junto a José Ángel González, en directo y para HUELVATV, el desfile de la cofradía, cosa que hice el pasado año con el Descendimiento pero que en este he querido sentirme junto a los Estudiantes.

Un abrazo de vuestro amigo  DIEGO 

NOTA.-Lamentablemente la lluvia coincidente con la hora de salida la frustró. Es la primera vez en 63 años de vida que deja de salir la Hermandad de Estudiantes a la calle. Desde mi emocionado silencio sustituí la levantá por mi petición para que todos los onubenses, sin distinciónn de ideas ni de clases sociales, enfermos, parados, solitarios... reciban la protección de la Virgen del Valle en estos momentos de dificultades para todos.  El año que viene será, los años te enseñan a cultivar la virtud de la paciencia  Salud para 2014.


3 comentarios:

José María dijo...

DIEGO, UN GRAN HONOR PARA UN GRAN ONUBENSE. MUY MERECIDO AMIGO
UN ABRAZO

Felicidad Batista dijo...

Diego, te mereces esa deferencia. Me alegro mucho.
Feliz Semana Santa, amigo.
Un gran abrazo

Del Rosa Al Amarillo dijo...

Gracias José María Y Felicidad, la lluvia desbarató la salida procesional de la cofradía.
Las expectativas de una mañana tibia desembocaron en la tristeza de ver como por vez primera en sus 63 años de vida la Hermandad no salía su Martes Santo.