miércoles, 27 de mayo de 2015

PALABRA DE MUJER

Anoche se clausuró en la Diputación el ciclo "Primavera del patio" con un recital del cantaautor de Moguer Nicolás Capelo como brillante colofón a los martes de la primavera, presentó su disco "Palabra de mujer" y musicó a poetas de la tierra en un recorrido donde alternó poesía y canciones. Me sorprendió agradablemente Nicolás que caminó por la poesía de Paqui Aquino Perez, Dolo Vidosa, Rosa Pazos entre otras y de una manera especial con mis queridas amigas Sefi Cárdenas Cumbreras y Maria Luisa Dominguez Borrallo.
Además con el placer añadido de saludar a amigos del arte como el excelso pintor de Moguer Pedro Rodríguez, las poetisas Carmen Palanco y Carmen Martagón Enrique con l@s que compartí una velada llena de sensibilidades
En la foto con la pintora Antonia Maria Peralto Perez y la poetisa María Luisa Domínguez junto a su último poemario No Pongas Nombre al Olvido. Absolutamente recomendable. Me ha cautivado.

4 comentarios:

CARMEN MARTAGÓN ENRIQUE dijo...

Fue un verdadero placer estar y compartir una tarde /noche de primavera con vosotros. Gracias por tu agradable saludo y por tratarme con tanto cariño por estas páginas y en persona. Un abrazo.

CARMEN MARTAGÓN ENRIQUE dijo...

Fue un verdadero placer estar y compartir una tarde /noche de primavera con vosotros. Gracias por tu agradable saludo y por tratarme con tanto cariño por estas páginas y en persona. Un abrazo.

María Luisa Domínguez Borrallo dijo...

Gracias por tu compañía y por tus palabras. Viniendo de un escritor de tu categoría y de una persona de tu talante son importantes para mí, muy importantes.

Del Rosa Al Amarillo dijo...

Carmen y María Luisa me siento abrumado por el cariño que ha surgido de manera espontánea entre nosotros, simplemente movido por el amor compartido hacia las letras y a los sentimientos llevados al papel.
Encantado de mantener esta cercanía y sabeis sobradamente que el blog está a vuestra disposisicón para publicaros lo que estimeis conveniente en la seguridad de que aportarán categoria a mis esquinas rosas y amarillas.
Un gran, gran, gran abrazo compartido con las dos.